El Polo es una tradición que inspira así como un estilo de vida, lleno de momentos únicos compartidos

Envuelve en su esencia valores más importantes y significativos que el propio juego

El carácter del Polo se refleja en la vida con sus propios valores, como la camaradería, la ética y la personalidad.

Se ha convertido en un sinónimo de distinción, capaz de atravesar países y culturas generando siempre una auténtica fascinación.

El Polo argentino siempre es excelencia en el juego y al mismo tiempo, el gran entorno de exclusividad que lo rodea.

Desde los primeros grandes Polistas, el Polo se hereda como una pasión. Es la tradición del esfuerzo y el espíritu de trabajo, que se transmite de generación en generación.